Dibujo » Ilustración » Aprende a dibujar humo con lápiz y carboncillo en 4 sencillos pasos

Aprende a dibujar humo con lápiz y carboncillo en 4 sencillos pasos

Aprende a dibujar humo con lápiz y carboncillo en 4 sencillos pasos es uno de los ejercicios más fáciles para iniciarse en el dibujo, y además es muy divertido. Para muchos, es muy interesante ver el proceso de la creación del humo con cualquiera de estos dos materiales.

Aprender a dibujar puede ser un proceso que, para muchos, queda fuera de nuestro alcance; por un lado podremos pensarnos no capaces de tal actividad, o simplemente creemos que es tan complicado que le descartamos. Pero algunas técnicas son tan sencillas, que con sólo seguir algunos pasos esenciales, lograremos dominarlas, al punto de poder dar el siguiente paso hacia trazos mas complejos.

Como por ejemplo dibujar humo en un cigarro, saliendo de una vela y porque no, hasta de una cachimba, con efecto realista.

Humo con grafito

Mostraremos, a partir de dos técnicas diferentes, y con dos lápices diferentes, cómo realizar humo. Para ello, el grafito nos ayudará a realizar una chimenea de la que saldrá humo. Claro que buscaremos en todos casos excusas, en objetos y situaciones en las que se tenga que dibujar humo.

Luego de ello, mostraremos en 4 simples pasos de cómo dibujar humo con carboncillo. Notarán que los resultados son completamente diferentes de los anteriores. Pero ambos bastante atractivos. Aprenderás a darle usos distintos a ambos materiales, e incluso podrás aplicar otros, como colores para obtener diferentes acabados.

Realizar el boceto con lápiz 2H

El primer paso será realizar la chimenea que expulsará el humo. No será necesario grandes detalles, considerando que nuestro interés primordial será el humo que de ella saldrá. Realizaremos las dos líneas que formarán una especie de cilindro que asemeje la chimenea.

Suavemente trazaremos el recorrido que tendrá nuestro humo. Será tan suave que sea complicado detallarlo, solo para que nos funcione como guía para próximamente, detallar lo que allí realmente queremos.

Delinear con una porta minas

La chimenea deberemos trazarla más detalladamente con una porta minas. Y dentro de esta aplicamos un tipo de sombra. Simplemente pintaremos muy suavemente con la porta minas uno de los bordes internos de la chimenea. Podemos realizarle un degradado, desde un pequeño borde más oscuro, hasta lo más claro trazando delicadamente.

Sacarle el pigmento a un lápiz 2B o HB – 3B o 4B

El siguiente paso será tomar un lápiz 2B, HB, 3B o 4B para sacarle pigmentos del mismo. Esto lo realizaremos con un corta cartón u hojilla para rasparle la punta. De tal forma que sacaremos una lluvia de su pigmento. Realizaremos esta acción sobre el trazado donde iría nuestro humo.

dibujar humo

Difuminar con un pincel

Una vez tengamos nuestra lluvia de pigmento sobre el trazado base, difuminaremos con un pincel suave. Realizando pequeños círculos con el pincel. Así estaremos pintando el pigmento de nuestro lápiz. Recordemos que para obtener una sensación de humo, este debe ser muy suave, por ello sugerimos utilizar un pincel lo bastante fino y blando, para que las líneas no resulten muy evidentes.

Si lo vemos necesario, repetimos el paso anterior, pero esta vez con un lápiz más oscuro, 4B preferiblemente, y difuminando algunos detalles internos sobre nuestro humo. En esta ocasión con un pincel más pequeño. Generaremos más detalles, y un humo más contrastado, con un poco más de dramatismo.

Tendremos, en este ejemplo de cómo aprender a dibujar humo con lápiz de grafito, un humo muy realista. Con el pincel grueso, como detalle final, podremos suavizar los bordes, así como reforzar algunas partes del humo que consideremos necesario.

dibujar humo

Dibujar Humo con carboncillo

De igual manera, aprenderás cómo dibujar humo pero con carboncillo. A diferencia de nuestro ejemplo anterior, acá no realizaremos ninguna chimenea, sino el humo por sí solo. Podrás realizarlo como si de una de ellas saliera, pero sin ella; bien sea con un recorrido hacia el horizonte, o de manera vertical.

Esquema general del humo

EL primer paso, al igual que en el ejemplo anterior, debemos trazar un recorrido, según sea nuestra preferencia al dibujar humo. Este lo haremos con un carboncillo suave, y de manera sutil casi imperceptible. Intentemos, de igual manera, que éste tenga forma. Desde un ancho menor, hasta uno mayor, tal como lo es el recorrido natural del humo.

Quitar el pigmento del carboncillo

Al igual que dibujar humo con el grafito, al carboncillo debemos quitarle un poco de su pigmentación con un corta cartón u hojilla. Será necesario raspar una lluvia de este pigmento para pasar al siguiente paso. Espolvorear éste por el recorrido que hemos trazado anteriormente, que generará nuestro humo.

Difuminar con algodón 

Difuminar el polvo de pigmento del carboncillo se realizará con algodón, a diferencia del proceso con el lápiz. Se realizará, de igual forma, haciendo círculos. Desde el principio (la parte más angosta de nuestro humo), hasta la parte más ancha del mismo.

Repetir el proceso para los detalles

El proceso antes mencionado debemos repetirlo para darle mayor realismo a nuestro efecto de humo. Raspar con nuestra hojilla pigmentos una lluvia de pigmentos de carboncillo para proceder a difuminar nuevamente. Podrán dibujar humo de forma vertical, así como horizontal.

Notarán que es muy simple y que cualquier persona, sin importar el conocimiento que tenga respecto al dibujo, podrá realizarlo sin mayor dificultad. Ahora escoje otro dibujo para practicar. Por ejemplo una cachimba con humos de colores, para que puedas aplicar sombras y degradados con lápices de colores variados. ¡Verás que es muy divertido!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: