Dibujo » Técnicas y Fundamentos » Aprende a usar lápices de cera para tus dibujos

Aprende a usar lápices de cera para tus dibujos

Los lápices de cera son barras especiales para colorear y están fabricadas con pigmentos que han sido aglutinados con cera virgen y otro complemento que es la resina pulverizada. Estos creyones son muy versátiles y permiten obtener unos efectos muy originales y  plásticos.

En este post te animamos a la experimentación con estos creyones pues estamos seguros que lo vas a disfrutar. No requieres de muchos materiales para comenzar la aventura, además los creyones de cera suelen ser mucho más económicos que los de madera.

Los creyones de cera ¿son solo para niños?

Generalmente estos creyones son los que usan los escolares en sus primeros años, incluso se los damos a los más chicos que aún no van a la escuela, para que aprendan a tomar el lápiz y tracen sus primeros garabatos en papel y a veces, los muy traviesos lo hacen en las paredes.

Estos creyones a veces son muy económicos y si lo que se plantea un adulto es lograr ciertas calidades en su trabajo plástico, pues vale muy bien que use este tipo de creyones. Lo que queremos decir es que estos no son exclusivos para niños. Son ideales para ellos sí, efectivamente, pero los adultos también pueden emplearlos y sacar un provecho enorme de ellos. 

Selecciona unos creyones de excelente calidad

Si vas a pintar con creyón de cera y quieres un impecable resultado, debes usar las mejores marcas del mercado. No escatimes en este gasto si realmente deseas un buen resultado. Los creyones de cera son complejos de dominar y los que son de baja calidad, dejan muchos grumos en el papel que restan belleza a tu trabajo artístico. 

Es importante que no se partan con facilidad para que no termines pintando con trozos muy pequeños, haciendo malabares para realizar el trabajo completo. Necesitas siempre un buen agarre del cuerpo del creyón para poder manipular y lograr lo que deseas.

¿Cómo se trabaja con estos creyones de cera?

 Puedes usar los creyones tal como vienen envueltos en su papel, pero también puedes usarlos para rasparlos con un X-Acto, hojilla o cutter. Los lápices de cera son versátiles por ello se recomiendan para experimentar variadas técnicas con en adelante te explicaremos. 

Ten a mano elementos punzantes, espátulas, difuminos, bastoncillos, disolventes y trapos. También vela, secador de pelo o pistola de las que se usan para aplicar silicona. Todo esto será muy interesante pues te dará las posibilidades de dejar libre la creatividad y atreverse a observar cómo se comportan estos creyones si los usamos en técnicas mixtas.

Efectos que se logra con estos creyones

Estos creyones aportan muchas posibilidades plásticas y pictóricas. Se pueden diferenciar perfectamente variados planos en un paisaje por ejemplo, aplicando superficies densas u opacas dependiendo de lo que desee el autor. También se logran espectaculares transparencias. 

Trabaja con tus creyones sobre un soporte de papel. Puedes mezclar varios colores superponiendo capas de color, dependiendo del orden y las tonalidades que emplees. Sabes que si aplicas en una zona de tu dibujo, un poco de azul y luego superpones el blanco, verás cómo se vuelve en un tono azul cielo. Si colocas azul y sobre él pones amarillo verás aparecer el verde. 

Difuminar 

Si quieres difuminar el color aplicado, usa un difumino o un trapo de tela de algodón, incluso puedes frotar con tus dedos. Este tipo de contacto con los colores permite que tú te conectes más con el trabajo realizado y vayas decidiendo cuanto color ir agregando.

Puedes sacar virutas de cera con el cutter, raspando el creyón y con ellas ir aplicando con el dedo, trapo o bastoncillo. 

El esgrafiado con lápices de cera

  • Es muy divertida esta técnica, podrás ir develando tu dibujo, después que hayas rellenado el soporte de papel, blanco o negro preferiblemente, con muchas tonalidades de lápices de cera. 
  • Coloca una primera capa de color claro en el papel, esta por su cantidad de aceite quedará perfectamente adherida.
  • Las capas sucesivas, de colores más oscuros, las vas a poder raspar con facilidad.
  • Puedes cubrir también con negro y verás el efecto más impactante.
  • Se cubren los colores con una capa de pintura oscura.
  • Posteriormente vas a raspar encima de estos colores, es decir dibujarás raspando. 
  • La utilización de algún objeto punzante como un clavo, aguja de tejer, o punta de cuchillo, será lo que facilitará que se vayan descubriendo los colores aplicados. 
  • El color de la capa que está en la superficie se quita, dejando ver la capa inferior.
 lápices de cera

Puedes hacer lo mismo con tinta o gouache

  • Pintando la primera capa con cera
  • La segunda con gouache
  • Deja secar y posteriormente comienza a dibujar raspando sobre estas capas de pintura y creyón
  • Te sorprenderá el resultado.

Falso grabado

  • Puedes reservar espacios en un trabajo de técnica mixta si lo deseas.
  • Aplica líneas o dibuja formas con lápices de cera, sobre el papel.
  • Verás que si pintas sobre esas líneas con acuarela o tinta, esta no podrá penetrar por los lugares donde hayas dibujado con el creyón. Este aísla  reserva el espacio. 
 lápices de cera

Lavado con Disolventes

Si aplicas con pincel cualquier disolvente como: trementina, lejía, aguarrás, disolvente industrial o alcohol, sobre los colores aplicados en un soporte poroso, podrás observar que la cera se comporta muy bien, dando cualidades al trabajo bastante diferentes.

 lápices de cera

Pintar con plantillas

Es un poco impreciso el resultado que da la cera especialmente en los bordes. Por ello en caso de que quieras unos bordes definidos, te puedes apoyar con las plantillas. Haz formas de acuerdo a lo que quieres expresar en tu trabajo, un árbol, las nubes, la silueta de un animal, una escalera, etc. Y pinta dentro de la plantilla elaborada. 

Esta plantilla la puedes hacer con acetato o laminas de las que se usan para las radiografías (RX). Ellas son muy útiles para diversas técnicas pictóricas.

Ceras derretidas

Esta técnica da calidades muy plásticas. Se trata de derretir los lápices de cera con un mechero o aplicar calor con un secador de cabello que logre derretir un poco su aceite.

Cuando el creyón está tan grasoso casi líquido podremos pintar con sus colores logrando efectos pastosos muy interesantes. No dejes de experimentar con esta técnica. Solo debes hacerlo sin que los niños observen, porque no es apropiada para ellos. A menos que sea tú quien aplique el calor y le proporciones a ellos el creyón ablandado. 

 lápices de cera

Te hemos dado varias alternativas para que comiences a pintar con lápices de cera. Comparte con tus hijos estas experiencias y verás como los motivas a seguir por el camino de la exploración de su creatividad y sensibilidad. Esto será positivo en su formación. 

Y para ti será una oportunidad de relax necesario en medio de las tareas rutinarias. No esperes para echar a volar tu imaginación. Verás que cada resultado te irá sorprendiendo y animando a seguir adelante con este tipo de actividad. 

Te puede interesar:

Alternativas a Epublibre: Encuentra libros online

Trastorno Bipolar: Mitos y leyendas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: