Dibujo » Psicologia del Dibujo » Es positivo que los niños pinten las paredes: ¿sí o no?

Es positivo que los niños pinten las paredes: ¿sí o no?

Es positivo que los niños pinten en las paredes: ¿sí o no? ¿Quieres saber la respuesta? Entonces esta publicación es para ti.

Tu niño pinta las paredes y piensas, ¿artista en potencia? Si le digo que no, ¿lo frustraré al imponerle límites a su creatividad? Pero si lo dejo, ¿crecerá sin respetar normas?

niños pintan paredes

El dibujo es una actividad realmente beneficiosa para nuestro cerebro. Estimula áreas como la memoria, la observación, la creatividad, además de optimizar la relación cognitiva-motora del ser humano.

En el caso de los niños, el dibujo resulta ser una actividad muy placentera y una gran ayuda a la hora de encausar toda esa energía que poseen nuestros pequeños. Mediante el dibujo, el niño logra expresar todo ese potencial que lleva dentro, dejando volar su imaginación y creatividad, expresando sus sentimientos e impresiones, ayudando a mejorar su motricidad fina con cada trazo que da.

Es una actividad que estimula tanto su intelecto como su desarrollo psicomotor.  Alrededor de los dos años, que es aproximadamente cuando comienza el niño a esbozar sus primeros trazos, no hay formas definidas, sino garabatos.

No es sino, a partir de los tres o cuatro años, que los niños son capaces de dibujar formas geométricas sencillas, partiendo del trazo de líneas rectas. Ya a los cinco, puede dibujar una circunferencia, y a partir de los seis años ya dibuja formas más complejas como un rombo, un cuadrado, o una cruz.

¿Por qué pintan las paredes?

niños pintan paredes

Mira también: Casting para Niños: cómo hacer a tu hijo famoso

Quizá sea por lo cómodo y accesible que puedan resultarles. Probablemente, al conseguir un lápiz, una cera, una pintura, el lienzo más próximo que tienen sea “una pared”, y allí, sin pensarlo dos veces, nuestros pequeños dan rienda suelta a su vena artística.

De acuerdo a estudios realizados por especialistas en psicología, pueden existir tres posibles causas por las cuales nuestros pequeños gusten de pintar sobre las paredes. Estas son:

  • Llamado de atención: Probablemente exista en casa algún problema y el niño sienta que no recibe el apoyo o cariño necesario de sus padres.
  • Permisividad excesiva: Unos padres que dicen que sí a todo, que no establecen límites, ni imponen normas en la casa, consiguen a un niño que hace lo que se le antoja, sin distinguir si está bien o mal.
  • Explorar y descubrir:  Como parte del reconocimiento del ambiente que le rodea el niño puede

¿Debo dejar a mi hijo pintar las paredes?

Los dibujos de nuestros pequeños, aunque puedan resultar ingeniosos y divertidos, quizá no combinen con la decoración de algunos ambientes de nuestro hogar. Sin contar, que, para el sano crecimiento del niño, es importante que distinga los espacios y los respete.

Dejarlo que pinte sobre las paredes sin ningún reparo, no es algo que resulte provechoso ni para el niño ni para los padres.

¿En qué ayuda que mi hijo pinte las paredes?

niños pintan paredes

Te puede interesar: Manualidades navideñas para adornar tu hogar

Sin embargo, debes considerar el hecho de que dibujar y pintar en una superficie lisa y vertical resulta muy favorable, como actividad física, para tus niños. No hablamos de paredes, sino de superficies verticales.  Aquí te mencionaremos, algunos de esos beneficios:

  • Mejor agarre de las herramientas de dibujo y pintura: La superficie vertical le permite al niño extender su mano y muñeca, lo que le proporciona una mayor firmeza y mejorará la manipulación de la herramienta con la que esté dibujando.
  • Firmeza en la extremidad superior: La amplitud de la superficie, en este caso “la pared”, le permite al pequeño realizar trazos más grandes, por lo que necesita hacer grandes movimientos que involucran la extremidad superior completa: hombro, brazo, codo, muñeca y mano.
  • Aprende a distinguir direcciones y conceptos: A partir de allí, es más fácil para el pequeño comenzar a distinguir sentidos de la dirección, tales como: arriba, abajo, izquierda, derecha, grande, chico, claro, oscuro.
  • Coordinación vista-mano: Un lienzo amplio y vertical, debido a su magnitud, le permite al niño observar mejor lo que hace, ya que todo lo tiene más cerca.
  • Ayuda a una correcta postura: Generalmente, los niños tienden a escurrirse en las sillas, o mal apoyarse en los espaldares de las mismas, al estar de pie, esto no es posible. Mantienen una posición erguida al tiempo que dibujan. Tampoco corren el peligro de caerse de las sillas.
  • Terapia relajante: La actividad de dibujar de por sí es considerada como una terapia de relajación, ahora, imagina poder hacerlo a tus anchas, en un espacio a tu altura. Lo mismo ocurre con los niños, especialmente para aquellos a quienes les cuesta mantenerse sentados.

¿Cómo evitamos que los niños pinten sobre las paredes?

Los niños por naturaleza, como parte de su crecimiento, están en un constante descubrimiento del mundo, y generalmente el sentido del tacto es el más usado para este fin.  En ese descubrir van experimentando y sintiendo nuevas texturas. Todos estos nuevos aspectos son luego manifestados por ellos, a través de sus formas de lenguaje.

Ahora bien, entendemos que dejar que los niños pinten las paredes no es la mejor opción ni para el niño, ni para los padres. Es un acto, que, aunque no implique problemas físicos para nadie, si implica problemas de conducta y disciplina. 

Para evitar que nuestros niños pinten las paredes, podemos empezar por:

  • Explicarle por qué no debe hacerlo: Llamarle la atención y explicarle el por qué no debe dibujar ni pintar sobre las paredes es un buen comienzo. 
  • Establecer normas y límites: Los límites son necesarios en la crianza de nuestros hijos. Un niño que crece sin límites, generalmente se acostumbra hacer lo que quiere y puede llegar a ser un adulto con problemas de conducta.
  • Una pizarra: Selecciona un espacio de tu hogar, bien sea en el salón de juegos, o su habitación, y hazle una pizarra. Puede ser movible, o bien más riesgos de que manchen permanentemente otras superficies, con los marcadores o rotuladores.
  • Mantenle a mano material para dibujar: Hojas, cuadernos, libros, lápices, ceras.
  • Involúcralo en la limpieza del hogar: Así valorará los espacios limpios y distinguirá entre lo que está bien y lo que está mal.

Motivar a tus hijos para que pinten es una excelente idea, convencerlo de que no lo haga sobre las paredes, es mucho mejor.

¿Qué te ha parecido la publicación? Déjanos tus comentarios, síguenos para más contenido, y recuerda ¡comparte en tus redes sociales!

Deja un comentario