Inicio » Arte y Cultura » Las 20 Obras de Arte más famosas de Salvador Dalí

Las 20 Obras de Arte más famosas de Salvador Dalí

Si de genialidad, talento, irreverencia y originalidad se trata, Salvador Dalí es bandera de cada uno de estos adjetivos. El pintor español logró convertirse en uno de los máximos exponentes del surrealismo en el mundo, marcando un antes y un después en el universo del arte.

Salvador Domingo Felipe Jacinto Dalí i Domènech, como era su nombre de pila, creó más de 1000 obras de arte con su inigualable estilo, siendo varias de estas las más influyentes a nivel mundial.

Con una visión completamente desprejuiciada e incluso anacrónica para la época, el pintor, escritor, escultor y grabador catalán, aún después de su muerte, logró calar para siempre en la memoria colectiva de los amantes del arte, gracias a su capacidad de imaginación y la manera tan peculiar de plasmar todo aquello que se paseaba por su excéntrica mente.

Tras una vida lleno de excesos, con altos y bajos, idas y venidas, Salvador Dalí falleció a los 85 años de edad en la misma ciudad que lo vio nacer. Pero, su legado trascendió de tal manera, que actualmente se conserva en la palestra de los artistas más prominentes y con mayor impacto en el mundo entero.

A propósito de lo anteriormente mencionado, en Dibujo.net decidimos traerte un recuento de las 20 obras de arte más famosas del genio del surrealismo, Salvador Dalí. Conócelas a continuación:

EL LEGADO DE SALVADOR DALÍ

1- «La persistencia de la memoria»

También conocida como: “Los relojes blandos”, ésta es sin duda una de las obras más importantes y famosas de Dalí, que se mantiene expuesta en el museo MoMA, en la ciudad de Nueva York y que el artista pintó cuando tenía 28 años de edad.

El cuadro pintado al óleo en el año 1931, muestra 4 relojes en un desierto en un estado de derretimiento; y aunque para muchos la obra podría significar el impacto o la relatividad del tiempo y el espacio, la verdad es que el mismo Dalí aseguró que su inspiración para esta emblemática obra fue simplemente un queso.

2- «La última cena»

Aunque no era propio de su personalidad o por lo menos no es la parte más conocida, Salvador Dalí, dedicó varios años de su vida a la religión católica. Adentrarse en ese mundo espiritual sirvió de inspiración para que el artista realizara pinturas que buscaban plasmar escenas del Nuevo Testamento de la biblia.

Es así como surgió “La última cena”, una obra que actualmente se mantiene expuesta en la Galería Nacional de Arte de Washington en los Estados Unidos.

3-«La miel es mas dulce que la sangre»

Esta pintura es una de las mas controversiales y criticadas que tiene el artista y que data de 1927. Aunque el paradero de la obra original se desconoce y es un misterio no resuelto, un boceto realizado por Dalí, se puede apreciar en La Fundación Gala- Salvador Dalí, luego de que la institución pagara casi 5 millones de euros en una subasta por obtenerla.

4- «Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar»

Salvador Dalí pintó este cuadro en 1944 empleando elementos que son muy recurrentes en el resto de sus obras, tales como la figura de esposa Gala, tigres, elefantes de piernas alargadas y fondos inspirados en paisajes inertes.

5- «Cisnes que se reflejan como elefantes»

Este óleo sobre lienzo fue pintado por Dalí en el año 1937 y pasó a ser una de sus piezas artísticas más magistrales y de mayor admiración.

Completamente surrealista, la pintura destaca un juego visual que convierte el reflejo de unos árboles sobre la superficie de un lago y tres cisnes que flotan sobre el mismo, en figuras perfectamente de elefantes claramente delineadas.

6- «Los elefantes»

Tal y como se precisa anteriormente, las imágenes de elefantes como que predominaban en la mente e imaginación del artista, y pasaron a ser un recurso ilustrativo muy frecuente en sus distintos cuadros.

Con pocas figuras y detalles al fondo, este cuadro solo muestra dos elefantes con patas alargadas caminando bajo el atardecer de un paisaje desértico. Y lejos de plasmar a estos mamíferos como los animales robustos y fuertes que son, Dalí les da ese toque de debilidad y tortura.

7- «La tentación de San Antonio»

Esta obra inspirada también en la religión, plasma a San Antonio de Abad combatiendo con un crucifijo las distintas tentaciones (sexo, riqueza, poder, fama) fijadas en el lomo de varios cuadrúpedos, entre ellos los repetitivos elefantes.

8- «Metamorfosis de Narciso»

Esta pintura fue tan simbólica para Dalí, que el pintor no dudó ni un segundo en mostrársela a su gran amiga Sigmund Freud, quien inmediatamente le otorgó toda su admiración.

Este cuadro inspirado en uno de los personajes más resaltantes de la mitología de la Grecia clásica, las teorías de Freud y la propia personalidad de Dalí, fue concebido entre los años 1936 y 1937, y actualmente se encuentra en la Tate Gallery de Londres.

9- «La desintegración de la persistencia de memoria»

Pasados 20 años de la creación de “La persistencia de la memoria”, el padre del surrealismo se auto responde en otro cuadro que vendría a ser una secuela del cuadro inicial.

En esta actualización expuesta en Florida, Estados Unidos, el artista modifica su percepción y agrega nuevos elementos simbólicos como la mecánica cuántica, la posibilidad de una bomba atómica y por consiguiente la autodestrucción de la humanidad.

10- «Torero alucinógeno»

Una de las pinturas más representativas de Salvador Dalí y que incluye elementos que difieren unos de otros pero que a su vez tienen un valor significativo en la vida del genio del surrealismo.

Su esposa Gala, los colores de la bandera española, el paisaje del Cabo de Creus en Cataluña, un niño vestido de marinero, la diosa venus, insectos, la plaza de toros, una rosa, entre otros, son solo algunos de los elementos que Dalí plasmó en este óleo.

11- «El retrato de mi hermano muerto»

En 1963 Salvador Dalí realizó esta pintura, siendo este lienzo uno de los que más expone la vida familiar del pintor.

A través de una técnica que él mismo denominó “antimateria”, Dalí pintó con puntos rojos y negros el rostro de su hermano y también de sí mismo.

12- «El gran masturbador»

En este lienzo Dalí, a través del surrealismo devela sus principales obsesiones sexuales; entre las que sobresalen, la masturbación compulsiva.

Según su circulo más cercano y las propias declaraciones de Dalí para la época, el pintor tenía miedo a las relaciones sexuales, y la única manera que encontraba de saciar sus deseos era a través de la masturbación.

13- «Teléfono langosta»

Esta obra no es una pintura sino una de las esculturas más famosas que realizó Dalí, dándole ese toque estrafalario que siempre lo caracterizó.

Una langosta de yeso puesta sobre un antiguo teléfono de disco, dos elementos que nada tienen que ver el uno con el otro, es uno de los trabajos más famosos del artista que puede ser observado en un museo de Londres.

14- «Cristo de San Juan de la cruz»

Esta es otra de las obras que surgieron de la etapa mística y religiosa que atravesó Dalí en un momento. En esta pintura, él muestra a Jesús crucificado con el rostro hacia abajo, pero sin signos de dolor o tortura. No hay sangre, ni corona de espinas, ni clavos en sus manos.

Con esta obra de arte Dalí logra resaltar más la belleza que el sufrimiento de la pasión cristiana.

15- «La jirafa en llamas»

Mujer y hombre, política y guerra; es básicamente la interpretación de este óleo sobre lienzo de lino pintado en 1937 por el grande el surrealismo.

Una escena principalmente apocalíptica que es protagonizada por dos elementos que son muy repetidos en las pinturas de Dalí; el cuerpo humano con cajones.

16- «Construcción blanda con judías hervidas»

Una de las pinturas más destacadas que denota incluso premonición, ya que Dalí le dio vida a esta obra en el año 1936; tan solo unos meses antes de que se registrara una importante guerra civil en España.

17- «Rosa meditativa»

En 1958 Salvador Dalí irrumpe con otra de sus pinturas más simbólicas, tomando en cuenta que la rosa es otro de los elementos que se repite varias veces en sus distintas creaciones, pero en esta oportunidad levita y da a entender que es el eje de un todo.

18- «Galatea de las esferas»

Ciencia y amor en una sola pintura. Con esta obra de arte Dalí deja plasmado el rostro de su musa; Gala, y además su pasión por la ciencia y la desintegración de los átomos y la estructura del ADN.

19- «Niño geopolítico observando el nacimiento del hombre nuevo»

Una de las pinturas más referenciales y reconocidas del pintor español es esta; en esta obra Dalí plasma el concepto de lo nuevo y lo viejo, la destrucción del mundo versus el renacimiento del mismo, el caos y también la protección.

20- «Muchacha en la ventana»

Uno de los primeros cuadros concebidos por Dalí y que goza de mucho realismo; en vista de que el artista aún no estaba influenciado por la técnica que mas lo definió (el surrealismo).

La pintura deja ver a la hermana del escultor posada frente a una ventana con vista al mar, donde con aires de paz transmite la serenidad que ella misma disfruta.

VEA TAMBIÉN:

Guernica, la obra maestra de Picasso y su historia

Deja un comentario