Inicio » Técnicas y Fundamentos » Cómo aprender a dibujar a mano alzada eficazmente: Diferentes técnicas

Cómo aprender a dibujar a mano alzada eficazmente: Diferentes técnicas

Entre los distintos tipos de dibujos, existe uno muy particular y que destaca sobre los demás por su manera de llevarse a cabo; se trata del dibujo a mano alzada.

Éste, es aquel que realiza el dibujante sin ningún tipo de ayuda o sin la implementación de otras herramientas como un compás, una regla u otro instrumento.

Es decir; el dibujo a mano alzada consta de una forma más libre o directa, que no depende de un boceto previo y mucho menos de correcciones o modificaciones.

Muchas personas están en la errada percepción de que dibujar bien es una habilidad que viene con la persona desde que nace, de manera que solo algunos pocos pueden hacerlo. Pero, nada más alejado de este criterio.

Dibujar y dibujar a mano alzada es una destreza que se puede adquirir con práctica, esfuerzo, dedicación, y sobre todo con la ejecución de diversas técnicas; algo así como saber manejar bicicleta o incluso saber leer.

Según expertos en la materia, lo más interesante de aprender a dibujar a mano alzada, es que esta habilidad humana, al igual que muchas otras que se adquieren cotidianamente, una vez dominada, nunca se olvida y continúa ejecutándose como una habilidad automática.

Entonces: ¿Cómo aprender a dibujar a mano alzada eficazmente?, a continuación, te mostramos diferentes técnicas que serán de mucha ayuda si lo que deseas es intentarlo.

Posición y disposición correcta

Si deseas involucrarte en el mundo del dibujo a mano alzada es importante tomar como recomendación inicial la posición correcta y sobre todo la disposición correcta a la hora de comenzar a dar tus primeros trazos.

Antes de comenzar tus primeros trazos, lo ideal sería que observes y ejercites los movimientos de tu mano para lograr dibujos precisos en esta nueva habilidad que vas a desempeñar. Así, también podrás con el tiempo desarrollar una mejor destreza y seguridad en la mano ejecutora.

Para dar inicio al dibujo a mano alzada también es de suma importancia el apoyo del antebrazo en una mesa de trabajo o cualquier superficie plana, para así no tener problemas. Luego debes tomar el lápiz con los dedos (pulgar, índice y medio) ya sea de tu mano derecha o izquierda y comenzar a trazar.

Sobre la disposición, recuerda que el factor mental juega un rol muy importante en este arte; de manera que es necesario mantener una constante actitud de superación y no avergonzarse por los resultados iniciales ya que los mismos irán mejorando progresivamente conforme se perfeccionen las técnicas.

El dibujo a mano alzada se aprende a través de técnicas

Buen dominio de las líneas

Uno de los primeros pasos para aprender de forma eficaz el dibujo a mano alzada es el dominio de las líneas, es decir: se deben seguir rigurosamente unas reglas bases que establece el dibujo técnico.

Estas reglas son:

Cuando se trata de líneas verticales, las mismas deben trazarse con movimientos oscilatorios en un orden que vaya de arriba hacia abajo, de manera firme y continua.

En el caso de las líneas horizontales, estas deben trazarse de izquierda a derecha, añadiendo un movimiento de muñeca para las líneas cortas y para las líneas largas, asegurarse del movimiento del antebrazo.

Y si de líneas inclinadas se trata, también empleando firmeza y continuidad el trazado debe ser desde la parte superior del área de marcado, hacia la parte inferior de la misma.

Círculos, arcos y curvas

Otra de las técnicas de dibujo a mano alzada que se debe tener en cuenta para el debido aplique son las figuras y trazos en forma de círculos, arcos y curvas.

Es importante saber que un solo movimiento es el que conllevan todas las líneas curvas, y éstas deben llevar el sentido que llevan las agujas del reloj. De esta manera primero se marca un trazo ligero, para luego delinearlos con más presión, corrigiendo cautelosamente la dirección del trazo inicial.

Iniciar con círculos es fundamental

Para lograr una curva ovalada perfecta y sin mayor complicación, se toma como base la forma de un rectángulo y luego se empieza por trazar las paralelas. Posteriormente se dibujan los puntos medios, seguidos las diagonales y al final se dibujan los arcos.

Para el trazado de un círculo o un arco, el procedimiento es diferente, ya que estos se deben realizar desde la base de un cuadrado.

Lo ideal sería comenzar con un boceto suave para después colocar los puntos en el medio de cada línea y proceder a marcar diagonales. Luego, en la mitad dibujar puntos, para finalmente unirlos y admirar la figura circular que se desea.

Tener un croquis es fundamental

Aunque es una técnica implementada por profesionales del diseño y la arquitectura justo antes de realizar el dibujo de un plano o diseño, el uso del croquis también puede ser usado en las ilustraciones a mano alzada, siendo incluso más rápido y preciso.

El croquis en este aspecto es fundamental, ya que se retratan y se muestran los datos importantes del boceto.

Este ejercicio se lleva a cabo a mediante trazos con líneas rectas, es decir; para hacer un cuadro básico, se empieza por las paralelas, luego se emplea el mismo lápiz para medir la distancia y luego poder colocar los puntos que permitirán trazar las lineales. Cabe acotar que esto se comienza con la izquierda y después se sigue desde la derecha.

El uso correcto del instrumento

Realizar un dibujo a mano alzada requiere del dominio adecuado del lápiz o del instrumento que se vaya a emplear a la hora de comenzar a trazar. Así mismo, se requiere de mucha capacidad de observación para plasmar en el papel los detalles que se observan.

El caso del dibujo a mano alzada no es el mismo al de otro tipo de dibujos; como el dibujo técnico o el geométrico, donde la realización de los mismos conllevan la implementación de una serie de pasos o etapas estrictas a seguir y además el uso de varios dispositivos o herramientas.

Elige el lápiz que se ajuste al trazo deseado

Parece un detalle superficial, pero la verdad es que la elección del lápiz correcto al momento de realizar un dibujo a mano alzada es crucial, por eso es de suma importancia conocer muy bien los tipos, porque en dependencia del que se elija, el trazado puede ser o más fácil o más complejo.

De esta manera, se puede establecer: que los de tipo B o 2B son comparativamente más suaves que los 2H o H. Sin embargo, cualquiera de las opciones que se seleccione para dibujar, es importante tener en cuenta que si lo que se desea es un resultado fluido, sencillo y pulcro; no se debe presionar mucho el lápiz sobre la superficie en la que se dibuja.

Recomendaciones finales

Una vez tomadas en cuenta las técnicas mencionadas anteriormente, se debe tener presente que la principal característica de un dibujo a mano alzada, en definitiva, es su inmediatez, por lo tanto, la observación y percepción es un factor clave que permitirá que la idea se plasme en el papel correctamente.

Así mismo, es relevante tener en cuenta que los ejercicios pueden influir considerablemente en el mejoramiento de una persona en relación a sus habilidades de dibujo, sin embargo, la practica será el único factor que incidirá realmente en que ese individuo dibuje a mano alzada completamente bien.

Muchas veces se cree que el dibujo a mano alzada es una actividad bastante difícil de aprender, pero la verdad es que ésta es una habilidad que puede ser abordada por cualquier persona.

En resumen; esfuerzo, instrucción, investigación, práctica, perseverancia y mucha actitud, son puntos claves que te ayudarán a la hora de iniciarte en el mundo del dibujo a mano alzada.

Te puede interesar:

Figuras Geométricas: Cuáles son, Características y Tipos

Ventajas de aprender dibujo cuando se es adulto

Deja un comentario