Inicio » Tutoriales » Reglas de oro para diseñar un buen cartel

Reglas de oro para diseñar un buen cartel

Un cartel o póster es una de las herramientas más usadas en el mundo publicitario y de marketing. Gracias a su capacidad para llegar fácilmente a mayor cantidad de personas, esta técnica es ideal para difundir cualquier tipo de información, y lo mejor de todo, a un excelente costo. 

Ahora bien, cuando hablamos de un buen cartel, nos referimos a un diseño concreto y atractivo, pero que mantenga el objetivo principal, lo suficientemente creativo y llamativo como para plasmar la idea o mensaje en la mente del público al que va dirigido. 

Claro está, para que un cartel pueda cumplir con estas condiciones, es importante contar con un proveedor confiable para poder Imprimir con la mejor calidad, además de cumplir con las reglas de oro para diseñar un buen cartel, capaz de captar la atención del público. 

Conoce tu empresa

Bien sea que estés diseñando un cartel para una empresa propia o un cliente, lo primero que debes hacer es preparar la información tanto de la empresa como del producto que deseas dar a conocer. Esto aplica también para mensajes motivacionales o cualquier otro contenido que desees mostrar en el cartel. 

Debes conocer quién representa dicho mensaje, de dónde viene, qué ofrece. Y muy importante, qué desea lograr con este cartel. 

Conoce el mensaje

Del punto anterior llegamos al segundo paso. Saber qué deseamos plasmar en nuestro cartel. Hay que tener muy claro este punto, ya que es muy diferente si se trata de un producto, un evento, un mensaje, etc. Esta información será la base de todo el resto del diseño. 

Otro punto importante es preguntar a la empresa si tiene alguna idea de cómo espera que sea el cartel. Alguna imagen o color particular, alguna frase o contenido. 

¿A quién va dirigido? 

Este paso es fundamental. Un cartel puede estar dirigido a todo público, pero también puede contener información de interés para un determinado rango de edad, género o incluso estilos de vida. 

Esto va a ayudarte a decidir qué tipo de imágenes, colores, estilo de letra y hasta tipo de lenguaje vas a utilizar. Solo piensa, no es lo mismo un cartel para niños que uno para adultos. Es así de simple. 

Selecciona la información que irá en el cartel

Un cartel debe ser específico. Si es necesaria más información, para eso existen los trípticos y los folletos, que pueden ser un excelente complemento. 

Los carteles están pensados para atrapar la atención del público y generar interés en el producto que promocionan. Por tanto la información que contienen debe ser planificada y concisa. Luego, se complementa con el uso del color, imágenes y por supuesto, el diseño. 

Arte y marketing en el cartel

Si bien es cierto que a lo largo de la historia, muchos carteles se han convertido en verdaderas piezas de arte, como los de la Belle Époque en la Francia del siglo XIX, no debemos olvidar que su principal objetivo es llevar información a un público determinado. 

Es por ello que el diseño debe ir siempre de la mano de la intensión del cartel. De esta forma, nos cuidaremos de elegir cautelosamente las imágenes, colores, fuente de letra y demás. Logrando una unión perfecta entre la armonía del diseño y el mensaje en cuestión. 

El uso del color

Para elaborar un buen cartel lo ideal es manejar el color como un aliado dentro del mensaje que se quiere transmitir. Se puede jugar con los contrastes para dar impacto o resaltar el mensaje o bien con la psicología del color, que es perfecta para este tipo de proyectos. 

Para lograr un buen resultado, es importante también tomar en cuenta una buena selección de las imágenes, en caso de que se decida usarlas. Estas son ideales para transmitir un mensaje emotivo, o una “historia” en apenas unos segundos. Con esto aseguras que el mensaje quede retenido en la memoria del público. 

Recordemos que estos recursos son nuestros aliados más importantes, pues un cartel debe transmitir el mensaje en el tiempo justo que tarda una persona en pasar a su lado. Por lo tanto, debe generar un impacto inmediato. 

¿Qué tipo de letra es mejor para un cartel? 

En realidad, el tipo de letra va de la mano con el mensaje y el público al que va dirigido. Es posible que tome algo de tiempo encontrar la que mejor combine con el diseño y las imágenes del cartel, pero es importante tomarse este paso con calma. 

Se pueden usar hasta tres tipos de letras en un mismo cartel, sin correr el riesgo de saturarlo. Algunos carteles bastante impactantes usan solo contraste de color y una buena combinación de tipos de letra para lograr el impacto que desean, sin necesidad de agregar imágenes. 

No olvides la frase clave

Todo cartel debe terminar por invitar al público a tomar acciones, y para ello se crea una frase de impacto con la que acompañamos el diseño. Esta debe ser llamativa dentro del arte final del cartel y generar en quien lo lea una necesidad de poner manos a la obra. 

Algunos ejemplos muy usados son el clásico “¡llame ahora!” o “¡Regístrate ya y lleva gratis un…!” Desde luego, existen muchas de estas frases, pero si eres bueno con las palabras, seguro crearás una original que tenga el mismo efecto. 

Siguiendo estas reglas y usando tu creatividad, lograrás crear un excelente cartel que cumplirá con tus expectativas. 

Deja un comentario