Dibujo » Materiales » Cómo pintar con lápices acuarelables

Cómo pintar con lápices acuarelables

Conoce un poco más sobre las técnicas y usos de estos increíbles lápices acuarelables

Los lápices acuarelables, a pesar de parecer lápices comunes esconden algunas maravillas. El toque de magia lo pone el agua, que transforma un hermoso dibujo en una acuarela espectacular. ¡Todo justo frente a tus ojos!

Claro está, existen algunas técnicas básicas para dominar el uso de estos lápices, las cuales tenemos la intención de presentarte a lo largo de este artículo. Y te aseguramos que una vez que descubras, los incluirás como una de las herramientas infaltables dentro de tu kit de arte.

Conociendo los lápices acuarelables

Antes de comenzar a usar estos maravillosos lápices, aprendamos un poco sobre lo que son.

Lo primero que hay que sabes es que la mina de estos lápices puede disolverse en agua, es por ello que generan un hermosos efecto de acuarela cuando se mojan. Sin embargo, también puedes usarlos en seco, como un lápiz normal.

Desde luego, existen algunas técnicas y recomendaciones para que puedas aprender a sacar el máximo provecho de esta cualidad y darle más vida tus dibujos.

¿Cuál es la forma correcta para usar los lápices acuarelables?

Para familiarizarnos con los lápices acuarelables lo más recomendable es comenzar por elaborar una guía de color.

De esta forma no solo podrás explorar la forma en que estos lápices funcionan. También te dará la oportunidad de conocer exactamente el color que obtienes de cada uno.

Para ello, iniciamos dibujando una línea en una hoja, distinta a la de nuestro dibujo. Luego, con un pincel húmedo, repasamos dicha línea. ¡Se transforma en acuarela al instante! No olvides anotar a un lado el número del lápiz que acabas de utilizar.

Algunas técnicas y consejos para pintar con lápices acuarelables

Realizando el dibujo

Nuestra recomendación es realizar el dibujo usando directamente el lápiz acuarelable, en seco. De esta forma, cuando llegue el momento de humedecerlo el efecto de la acuarela será mucho más limpio.

La posición del lápiz es importante. Por ejemplo, si desea dibujar líneas, debe colocarlo en punta, ahora bien si vamos a rellenar, se usará de costado.

El pincel

Una vez que estés satisfecho con tu dibujo, humedece el pincel y pásalo sobre to obra. Recuerda mantener la dirección de los trazos, del mismo modo que al trabajar con acuarelas comunes.

Otra forma de manejar el pincel es humedecerlo y pasarlo directamente por la punta del lápiz. Esto lo cargará del color y permitirá usarlo creando un efecto más intenso.

La forma del pincel también influye, siendo los planos para cubrir superficies y los redondos para los detalles.

Puede que te interese también Son 7 los colores del Arco Iris: ¿Si o no? (https://universoabierto.com/son-7-los-colores-del-arco-iris-si-o-no/)

Lijado y esponja

Una forma curiosa y efectiva de usar los lápices acuarelables es humedecer ligeramente el papel de trabajo usando una esponja. Así, al pasar el lápiz obtendremos un efecto diferente al del pincel.

Otro efecto interesante se logra cuando frotamos ligeramente la punta del lápiz, con una lija fina, y espolvoreamos el polvo obtenido sobre la superficie que deseamos colorear. Entonces, con el pincel húmedo damos el toque y ¡listo!

Puedes aplicar esta idea con varios colores. ¡Te encantará!

Directo desde el lápiz

Si lo que buscas es un tono más pastel, entonces prueba mojar directamente la punta del lápiz. Notarás como la mina se vuelve más blanda y al pasarla sobre el papel deja una marca más suave. (No lo sumerjas completamente o la madera quedará húmeda y puede desvanecerse la mina)

Tonos mezclados

Aplica primeramente uno de los colores, de forma uniforme. Luego, sobre el color anterior, colorea con el tono que deseas mezclar. Finalmente, pasa el pincel húmedo hasta lograr el color deseado.

Trazo intenso, trazo suave

La firmeza que les al lápiz influirá directamente sobre la tonalidad del color que obtendrás al pasar el pincel. Esto quiere decir que los trazos más repetidos e intensos darán colores más oscuros y viceversa.

Recuerda siempre comenzar a usar el pincel húmedo por las zonas más claras.

Los pequeños detalles

Una vez que el dibujo esté terminado, puedes resaltar algunos detalles usando los lápices acuarelables directamente, el lugar de los lápices convencionales. Así conservarás las tonalidades de color que solo la acuarela puede ofrecer.

Te invito a leer Técnicas para dibujar Personajes paso a paso  (http://95.216.184.92/dibujar-personajes-es-facil-mira-esto/)

Algunas recomendaciones

Pintar con lápices acuarelables puede ser divertido, aumentar tu creatividad y llevarte a un nuevo nivel dentro del arte del dibujo y la pintura.

Y para que tu experiencia sea un total éxito, nos gustaría dejarte algunas recomendaciones importantes.

1.- Tanto para trabajar con acuarelas, como con lápices acuarelables, es más que recomendable usar un papel especial para acuarelas, que absorben el agua parcialmente. (Es decir, porosos o de alto gramaje)

2.- Recuerda que este papel debe estar fijado a la mesa, para evitar que se creen ondas cuando este se humedezca.

3.- Cuando uses los lápices en seco, recuerda que el trazo no debe ser demasiado firme, de lo contrario los pigmentos podrían no disolverse por completo, dejando algunos rastros de la mina.

4.- Si has trabajado humedeciendo la punta del lápiz, déjalo secar antes de guardarlo.

5.- Para un acabado excelente, es recomendable comprar lápices acuarelables de calidad. De esta forma obtendrás un mejor resultado. ¡No te arrepentirás!

Hablemos de las ventajas

Los lápices acuarelables son excelentes para realizar los bocetos preliminares cuando queremos trabajar con acuarelas. Estos desaparecen con el paso del pincel, mientras que el grafito se mantiene y “sobresale” una vez aplicado el color.

Además, no solo tienen una gran facilidad de aplicación, también son simples de transportar, por lo que puedes llevarlos contigo en todo momento, realizar bocetos en seco y transformarlos en una hermosa obra de arte al llegar a casa.

Un buen comienzo

Los lápices acuarelables son una excelente forma de comenzar a utilizar las acuarelas. El manejo del pincel, el trazo y el color, requieren mucha práctica. Mientras que el uso del lápiz es algo con lo que estamos más familiarizados.

Incluso para enamorar a los niños del arte e invitarlos a explorar esta magia de la acuarela. Les encantará ver sus dibujos transformarse frente a sus ojos.

¡Listos para pintar!

Los lápices acuarelables son una herramienta ideal para quienes aman el arte. Tanto expertos como aficionados pueden disfrutar de esta actividad, sintiendo como su creatividad toma vida. No dejes de darle una oportunidad y cuéntanos tu experiencia.

1 comentario en «Cómo pintar con lápices acuarelables»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: